Jengibre. Cultivo en maceta y rizoma.

El jengibre, Zingiber officinale, es una planta  cultivada en zonas tropicales de la que se utiliza su rizoma dadas sus propiedades medicinales, en cocina para comidas dulces y saladas y para tes. Su tallo subterráneo es un rizoma que se despliega en forma horizontal caracterizado por su aroma y sabor picante.
En determinadas épocas, durante verano y primavera, los rizomas que adquirimos en los comercios tienen brotes y es simple poder generar nuevas plantas a partir de ellos considerando algunos cuidados. Siempre, tanto para consumo como para ser plantado, es conveniente que el trozo adquirido tenga aspecto firme y colores vivos por fuera, blancos, verdes, y a veces rosados.
La tierra a utilizar debe ser esponjosa y bien aireada, debemos evitar que la tierra esté apelmazada para que pueda drenar bien el agua. El jengibre no soporta el sol directo, debe estar en un sitio bien iluminado pero a semisombra. Se planta simplemente enterrando el rizoma con los brotes hacia arriba, dejando una pequeña sección  del rizoma fuera de la tierra. El jengibre no necesita mucha cantidad de agua, pero la tierra siempre debe estar ligeramente húmeda. Una variante es colocar un plato bajo la maceta y mantenerlo con un poco de agua. No resiste fríos y puede alcanzar casi el metro de altura en una maceta grande y amplia para desarrollar su tallo subterráneo, que luego será cosechado para su uso cuando las hojas vayan tomando un tono amarillento, prácticamente al año de plantado. Posee unos tallos y hojas vistosas y florecen con distintos colores.  Le adjudican diferentes propiedades: estimulante gastrointestinal, tónico y expectorante, estimulante del sistema nervioso central y autónomo, contiene también antioxidantes.  Se le atribuyen también propiedades afrodisíacas,  analgésicas, antihistamínicas, antisépticas, aperitivas, aromáticas, astringentes, digestivas, estimulantes, expectorantes y  sudorífica.
El jengibre estimula la producción de saliva, lo que mejora el proceso de masticación.
El té de jengibre, endulzado con miel, se obtiene pelando el jengibre, cortándolo en pedazos e hirviéndolo en agua durante al menos 5 minutos.
El condimento wasabi se obtiene de otro rizoma, que se seca y se pulveriza, con sabor aún más picante sobre todo en la zona nasal.
El ginseng es también rizoma consumido en tes y múltiples variantes, con propiedades estimulantes.

Cultivo de jengibre en maceta
Cultivo de jengibre en maceta



Cultivo de jengibre en maceta
Cultivo de jengibre en maceta
Cultivo de jengibre en maceta




















Entradas asociadas:

Lemongrass y boldo: http://sobreflora.blogspot.com.ar/2014/11/aromaticas-lemongrass-boldo-y-cedron.html
http://sobreflora.blogspot.com.ar/2015/03/poleo-menta-cubresuelo-perfumado-entre.html

Entradas más populares de este blog

Peruviano. Monstera obliqua. Hojas con agujeros, interior. Epífita.

Epiphyllum oxypetalum. Flor de una noche, compleja y perfumada. Epífita o epifita. Dama de noche. Flor Reina de la noche. Cuidados.

Euphorbia umbellata. Lechero Africano. Propiedades farmacológicas. Planta de la vida. Synadenium grantii Hook.